Claves de los campamentos de verano desde la perspectiva socioeducativa e inclusiva

clave_campamentos_inclusivos

Llevamos años organizando campamentos de verano inclusivos en la Comunidad de Madrid y hoy os queremos hablar de la importancia que tiene el equipo de profesionales altamente cualificados y con experiencia en inclusión que hacen posible que cada verano sea único para los miles de niños y niñas que pasan por nuestros campamentos urbanos.

Para ponernos en contexto, solo en Rivas-Vaciamadrid hemos organizado campamentos en ocho centros educativos y dos centros municipales de infancia a lo largo de todo el verano. Por allí pasarán en torno a 4.000 niños y niñas, con la implicación de 130 profesionales. Además, hemos organizado los campamentos en 15 centros educativos de Arganzuela, Usera, Villaverde, Hortaleza, Joan Miró y Coslada, con una participación de 4.150 niños y niñas y 174 profesionales de Siete Estrellas – SocialMente.

La importancia de la inclusión en los campamentos de verano

La inclusión en los campamentos de verano va más allá de simplemente admitir a niños y niñas con diversidad funcional o de colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social. Se trata de crear un entorno accesible para cualquier menor y sus familias y donde todos los participantes se sientan valorados y respetados, pudiendo contribuir con sus habilidades únicas a través de dinámicas que promuevan valores como la empatía, la solidaridad y la cooperación.

En otras ocasiones ya hemos compartido los objetivos que nos marcamos cuando ponemos en marcha un campamento inclusivo. Entendemos estas actividades como una oportunidad para que los niños y niñas aprendan a trabajar en equipo, se enfrenten y superen desafíos juntos, y desarrollen habilidades sociales que les serán útiles a lo largo de toda su vida. La experiencia de un campamento inclusivo permite aprender valiosas lecciones vinculadas a valores fundamentales, como la diversidad, la empatía y la cooperación. Una convivencia que fomenta una sociedad más justa y comprensiva, donde las diferencias son vistas como oportunidades para aprender y crecer juntos.

De este modo, en Siete Estrellas – SocialMente planteamos los campamentos de verano como un proyecto de carácter 100% socioeducativo y vamos más allá de la creación de una experiencia puramente de ocio.

Por ello, la integración de la inclusión como un valor transversal en estos proyectos, sumado a la especialización del equipo que los desarrollan, son los dos factores que han permitido que cada año repitamos experiencia en este ámbito.

Profesionales especializados: clave del éxito

Para que un campamento de verano inclusivo funcione de manera efectiva, es imprescindible contar con un equipo de profesionales capacitados en inclusión y participación social. Estos especialistas deben tener conocimientos específicos en diversas áreas para dar respuesta a las necesidades de todos los menores participantes: educación especial, terapia ocupacional, psicología, trabajo social, pedagogía terapéutica, audición y lenguaje… además de profesionales especializados en actividades de ocio y tiempo libre.

Pero no solo para el desarrollo de las actividades in situ, sino también en la fase de preparación previa, de diseño de dinámicas y de organización de equipos que ejecutamos durante los meses previos a la llegada del verano. Desde el departamento de Recursos Humanos, involucrado en la captación de talento para el desarrollo de las actividades diseñadas, hasta el equipo de coordinación y organización técnica, la puesta en marcha de un campamento urbano implica la movilización de un importante número de profesionales de las distintas áreas que conforman Siete Estrellas – SocialMente.

Diseño de actividades inclusivas

El diseño de actividades en un campamento inclusivo debe ser meticuloso y considerar a todos los colectivos que puedan formar parte de él, lo que implica:

  • Adaptación de juegos y talleres: Asegurarse de que todos los juegos y talleres sean accesibles para los niños y niñas. Por ejemplo, juegos que puedan ser adaptados para aquellos participantes con movilidad reducida.
  • Formación en conciencia y sensibilización: Es importante que todos los participantes reciban, de forma transversal y a lo largo de todo el campamento, una educación en valores, que aborde la diversidad o la igualdad de género, entre otros aspectos. Esto ayuda a crear un ambiente empático, comprensivo e inclusivo.
  • Evaluación continua: El equipo de profesionales de Siete Estrellas – SocialMente evalúa continuamente las actividades y el entorno del campamento para identificar y resolver cualquier barrera o problemática que pudiera surgir.

Y en este proceso nos encontramos ahora mismo, en pleno desarrollo de los más de una veintena de campamentos urbanos inclusivos que organizamos este verano. Esperamos que estos proyectos impacten positivamente en el desarrollo de los niños y niñas que participan, aportando experiencias de valor y educando para construir juntos esa sociedad inclusiva, justa e igualitaria en la que creemos.

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario

Categorías

Dinamización Social
Emprendimiento
Eventos con Causa
Género
Inclusión Social
Participación
Siete Estrellas
SocialMente
Uncategorized