By: Siete Estrellas On: febrero 10, 2021 In: Inclusión Social, Participación, Siete Estrellas Comments: 0

En los últimos meses nuestras vidas han cambiado mucho. Nos hemos adaptado como hemos podido y sabido a un escenario continuamente cambiante al que nunca nos habíamos enfrentado. A un escenario que ni siquiera habíamos imaginado. Como educadores/as y trabajadores/as sociales hemos tenido que poner en acción esa habilidad de la que tanto hablamos con las familias con las que intervenimos: RESILIENCIA.

Queríamos que siguieran en marcha nuestros proyectos. Las familias, la juventud y los niños y niñas de nuestros barrios contaban con nosotros y nosotras. Y nuevas necesidades sociales se iban sumando a las ya existentes. RESILIENCIA. Tuvimos que adaptar las metodologías de intervención e inclusión social a la nueva realidad para que nadie se quedara atrás. 

Hoy en el blog, queremos compartir con vosotros y vosotras nuestra experiencia y contaros cómo lo estamos haciendo en algunos de nuestros proyectos.

Redes Sociales

Si no podíamos tener un espacio físico donde compartir con los y las participantes, buscaríamos un espacio virtual. En primer lugar analizamos a nuestros participantes ¿dónde se reunían?, analizamos nuestro mensaje ¿qué queríamos  transmitir? Y elegimos las redes sociales más adecuadas. Algunas ya llevaban tiempo abiertas, otras fueron de nueva creación. El objetivo de todas esas redes era dinamizar a nuestra comunidad y seguir acompañándoles.

metodologías socioeducativas

Facebook

  • Difusión de campañas, video tutoriales, información de interés, recursos…
  • Nos hemos hecho expertos/as en edición de vídeos

Instagram

  • Para difusión de campañas e información de interés
  • Retos semanales con diferentes tipos de pruebas (habilidades, pasatiempos, retos…) donde se anunciaba el ganador al final de la semana con el objetivo de mantener el engagement y hacer comunidad.
  • Vídeos en directo con talleres cortos ( recetas, manualidades….)
    Youtube
  • Para difundir contenidos grabados en vídeo largos (cuentacuentos, talleres de cocina…)

Spotify

  • Haciendo listas musicales colaborativas para compartir que escuchaba cada uno/a

Blog

Todos este trabajo que hemos ido haciendo con los y las participantes, hemos ido recogiéndolo en distintos blogs. Una especie de diario de confinamiento como repositorio de las actividades y recursos que hemos generado durante estos meses. En ellos podéis encontrar desde juegos a tablas de ejercicios, películas gratuitas o materiales de apoyo escolar.
Algunos ejemplos son Consejos de Chopera o Barrika Etxean.

Espacios virtuales de encuentro

  • Trabajo de asambleas virtuales
  • Talleres largos que necesitaban del acompañamiento del tallerista. Por ejemplo: rap, escritura o dibujo.
  • Oficina virtual de información
  • Espacio de juegos virtual donde realizábamos escape rooms o partidas de juegos de mesa online.

Dinamización y seguimiento

Está clara que la presencialidad es muy potente para nuestro trabajo como educadores/as sociales. Aprovechamos los encuentros, tanto formales como informales, para captar cómo se sientes los participantes, para adecuar los tonos y tiempos, para dar información extra, etc… Al ver reducida la presencialidad hubo que buscar una alternativa.

Creamos grupos de whatsapp o telegram para los diferentes grupos con los que trabajamos, y este canal se convirtió en un medio más por el que compartir información. Pero también para mantenernos cercanos, presentes y fomentar el sentimiento de comunidad, por ejemplo a través de encuestas online para conocer su opinión ante cualquier actividad, cambio o idea. En muchos proyectos, es necesaria una atención más personalizada, así que las llamadas telefónicas a vecinos y vecinas se convirtió en parte indispensable de nuestro trabajo. A través de estas conversaciones recogíamos datos importantes tanto para realizar un correcto seguimiento como para detectar posibles situaciones de vulnerabilidad.

metodología seguimiento telefónico

Durante todo este tiempo hemos acompañado a las familias y participantes de nuestros proyectos, pero a veces, no estaba en nuestras manos ayudarles.

Por eso en muchas áreas hemos ido creando un banco de recursos y entidades existentes en los diferentes distritos y barrios. Este banco de recursos, es la herramienta para el asesoramiento de las familias y para la coordinación con los mismos en el caso de necesitar información concreta respecto algún tema de interés. 

Ya os hablamos hace unas semanas de las 6 lecciones que nos trajo 2020 como agentes de cambio social , hoy hemos querido centrarnos en los resultados de poner en práctica una habilidad clave: RESILIENCIA. Este es un pedacito de cómo en Siete Estrellas hemos adaptado, y seguimos adaptando, nuestras metodologías de intervención socioeducativa. Y vosotros/as, ¿cómo os habéis adaptado?

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *