By: Pachi Fernández On: abril 06, 2016 In: Dinamización Social, Participación, SocialMente Comments: 0

Este mes queremos desarrollar estos dos conceptos que nosotros concebimos como inseparables: la participación en el desarrollo comunitario.

 

¿Qué entendemos por participación ciudadana?

Participación ciudadana, significa diferentes cosas para diferentes personas. En general, se reconoce que “la participación ciudadana desafía cualquier intento de definición o interpretación”, pero esencialmente es la participación que hacen la personas para afectar la toma de decisiones, ejecución y seguimiento de las decisiones públicas.

 

Y ¿cómo vinculamos esta participación con el desarrollo comunitario?

En primer lugar definiendo el desarrollo comunitario, que al igual que la participación, tiene diferentes interpretaciones. Aunando muchas de ellas, sacamos en conclusión que: el desarrollo comunitario es un proceso educativo que se realiza sobre las comunidades en situación de “subdesarrollo” económico, social, cultural, con el fin de que se puedan acceder a niveles óptimos de bienestar social y de calidad de vida. Y es en este proceso, donde es fundamental la consecución de la participación voluntaria, consciente y responsable de la población en su propio desarrollo (económico, cultural, social, educativo, productivo, sanitario…). Es aquí donde se hace imprescindible la participación en el desarrollo comunitario.

 

Participar. De lo Individual para lo Colectivo

La participación, como señalábamos, puede distinguirse desde diferentes puntos de vista. Pero algo que todos tenemos claro es que participar, en principio, significa “tomar parte”: convertirse uno mismo en parte de una comunidad, una organización que reúne a más de una sola persona. Pero también significa “compartir” algo con alguien o por lo menos, hacer saber a otras algunas informaciones. De modo que participar es siempre un acto social: nadie puede participar de manera exclusiva, privada, para sí mismo. Sólo se puede participar con alguien más; sólo se puede ser parte donde hay una organización que abarca por lo menos a dos personas.

La participación en sí misma está en el centro de la sociedad. Participar significa que la gente sea capaz de estar activamente presente en los procesos de toma de decisiones que atañen a lo colectivo y que, por tanto, definen el rumbo de nuestro comunidad, es decir, posibilitan el desarrollo comunitario. Las instituciones y administraciones deben actuar de cara a la sociedad y no quedar solamente en mera gestión burocrática, mientras más públicos sean los actos de las instituciones Locales, Comunitarias, Estatales etc.,  estos serán más legítimos. Es decir, las instituciones y administraciones públicas tienen que trabajar la participación para posibilitar un mayor y mejor desarrollo de las distintas comunidades. 

La participación ciudadana significa intervenir en los elementos clave de los distintos gobiernos de una colectividad, ya sea en entornos cercanos y concretos (barrio, ayuntamiento) o de carácter más amplio y general (comunidad, Estado). Participar en sus decisiones en la vida colectiva, de la administración de sus recursos, del modo como se distribuye y gestionan los costes y posibles beneficios. Así, los ciudadanos poco a poco tomarán parte de las decisiones que tomen sus gobernantes. El propósito es lograr que la población influya sobre las políticas y decisiones públicas, y con ello propiciar el desarrollo comunitario. Sin duda, para que todo esto pueda funcionar es preciso institucionalizar mecanismos, procesos y organismos a través de los cuales se pueda generar participación. Ya hablamos de algunos de estos mecanismos en un artículo anterior de este blog.

 

Participar para Mejorar como Sociedad

La participación ciudadana, tiene que ver con el desarrollo humano. No es posible entender una acción que conlleve solidaridad, humanismo, tolerancia y otros valores de trascendencia fundamental en el individuo, sin que estos tengan una trascendencia en el grupo (por tanto, en las comunidades), ya que en sí mismo estos valores buscan conseguir un nivel de vida adecuado para los demás.

 

Por esos desde Siete Estrellas, queremos fomentar a través de nuestros proyectos, la participación ciudadana entendida como la búsqueda del ciudadano y la comunidad para lograr una mejor calidad de vida, como la respuesta a las promesas realizadas (cumplidas e incumplidas) y al mismo tiempo potenciar que la sociedad actúe convirtiéndose en protagonista. Las sociedades modernas deben buscar ejercer el derecho a la participación, potenciar a través de la misma el desarrollo de sus comunidades y con ello trabajar en conjunto con las administraciones. Es muy importante señalar que la participación, es un derecho, que no por ser común para nosotros, todas las sociedades lo atesoran. Por lo tanto, si nos consideramos ciudadanos de un mundo moderno, debemos ejercer todas esas libertades que nos posibilitan vivir en un entorno determinado en pos del desarrollo de todos los grupos sociales.

 

Como siempre te invitamos a que nos dejes tus opiniones y comentarios sobre este artículo en el formulario que aparece más abajo. Además, si te ha gustado y te ha parecido interesante, por favor, compártelo en redes sociales. Gracias.

Compartir esto:
Share on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn14

Trackback URL: http://siete-estrellas.com/blog/la-participacion-en-el-desarrollo-comunitario/trackback/

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Answer a question * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.